lainformacion.comMotor

Practicopedia > Categorías > Motor > Coches > Cómo comprar un coche

Cómo comprar un coche

Ya sea a través de un concesionario o través de un particular

comprar_coche65.jpg
Comprar un coche nuevo entraña una serie de trámites legales que no pueden obviarse. FOTO: © Godfer | Dreamstime.com

18/07/2011 por: Practicopedia

Comprar un coche puede resultar un poco más difícil de lo que parece. Debes de elegir entre un montón de modelos diferentes y además tener todos los papeles en regla. No te líes más y sigue leyendo.

  1. 1 ¿Qué tipo de coche te interesa?

    Lo primero que tienes que hacer es analizar tus necesidades y capacidades. ¿En qué tipo de coche estás pensando? ¿Uno grande? ¿Pequeño? ¿Un monovolumen quizá? Dependiendo de tu estilo de vida necesitarás un tipo u otro. No te olvides de tus posibilidades económicas. Fíjate un presupuesto y cíñete a él. Si bien es cierto que hay clases de coches más caras que otras (los monovolúmenes, por ejemplo, son más caros que los turismos), también lo es que dentro de una misma categoría hay distintos precios. Investiga e infórmate bien, hay un montón de páginas en Internet que serán de gran ayuda. Puedes comenzar visitando: www.tuscoches.com www.coches.net www.autoscout.es

  2. 2 Un mismo coche se fabrica en diferentes versiones.

    Cuando ya sepas que clase de coche te quieres comprar te toca elegir el modelo. Cada casa (Peugeot, Ford, Renault, etc.) producirá varios modelos dentro de la categoría de coches que a ti te interesa. Ten en cuenta que de cada coche, a su vez, se producen distintas versiones. Por ponerte un ejemplo, podrás encontrar el Seat Ibiza TDI, TDCI, GTI, etc. Estas clasificaciones hacen referencia a distintos tipo de motores. Por lo tanto, no sólo deberás decidir qué modelo de coche te interesa, sino además el tipo de motor que quieres que lleve ese coche.

  3. 3 Compara precios.

    Visita distintos concesionarios y compara precios. Date cuenta que un mismo coche, en dos lugares distintos, puede variar en su coste. Llama a concesionarios que estén fuera de tu provincia y pregunta por precios. Te sorprenderá lo que puede llegar a variar el precio. Otro aspecto a tener en cuenta es la garantía. La mayoría de los concesionarios te darán una garantía de dos años para tu coche, aunque es posible que encuentres lugares en los que te den una garantía más larga.

  4. 4 ¿Has pensado en comprar un coche de segunda mano?

    Comprar un coche de segunda mano es una opción a tener en cuenta si no quieres gastar demasiado dinero. Para ello puedes acudir a un concesionario o a un particular. Los concesionarios rehabilitan los coches de segunda mano antes de volver a ponerlos a la venta, por lo que no tienes por qué tener miedo a que tu nuevo coche de segunda mano te vaya a dejar tirado. Si has acudido a un particular a comprar el vehículo asegúrate de informarte sobre las revisiones que ha pasado el coche, cuántas veces a pasado la ITV, cuántos Km. tiene, etc.

  5. 5 Trámites legales.

    Cuando compras un coche nuevo, el concesionario suele encargarse de realizar todas las gestiones legales pertinentes. Entre otras cosas, deberá entregarte el coche con el permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica y la factura de compra. Cuando compramos un coche de segunda mano, ya sea a un concesionario o a un particular, deberemos firmar un contrato de compraventa (lo podemos encontrar en un estanco), pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales, atestiguar la transferencia del vehículo ante la DGT y pagar las tasas pertinentes, que variarán dependiendo de la provincia en la que vivamos.

  6. 6 No te olvides del seguro.

    Ya sabes qué coche quieres comprar, sabes dónde comprarlo al mejor precio, sabes qué trámites legales tienes que hacer; pero aún te falta una cosa: contratar un seguro. Es obligatorio asegurar tu coche, circular sin un seguro está penado por la ley. Son muchas las empresas que ofertan aseguradoras, cada una ofreciendo su propio precio. Investiga y decide cuál es la que más te conviene. En cualquier caso, que sepas que hay dos modalidades básicas de seguros de automóvil: a todo riesgo y a terceros. El primero cubre todos los desperfectos que se produzcan en un accidente, el segundo sólo cubre los desperfectos de las terceras partes, nunca los tuyos. A parte del seguro del coche, también deberás pagar un impuesto de matriculación y un impuesto de circulación.

 

Subido el 18/07/2011 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados